Reseña histórica del Perú

 
Virreinato del Perú

Reseña histórica del Perú

La historia del Perú abarca de manera continua más de 14 milenios. En el territorio que actualmente es el Perú se desarrollaron muchas culturas que a pesar de no haber tenido algún tipo de escritura conocida (el caso de los quipus todavía está en estudio), han dejado innumerables muestras de su arte y tecnología; en sus tumbas, acueductos, ciudades, andenes, templos, pinturas, tejidos, huacos, etc; que hasta hoy en día siguen ofreciendo sorprendentes descubrimientos. Un ejemplo de ello es la ciudadela de Caral, descubierta a principios del siglo XX pero postulada recién en 1994 por la arqueóloga peruana Ruth Shady como la civilización más antigua de América (5.000 - 4.500 a.C.).

La etapa más extensa de la historia peruana es la que precede a la conquista española en a fines del siglo XV. Las evidencias más antiguas de seres humanos en el Perú permiten suponer que el hombre llegó hace unos cien mil años procedente de otros continentes a finales de la última edad glacial, en el pleistoceno para ser exactos. Los primeros peruanos, organizados en bandas y clanes, eran cazadores y recolectores. La caza de camélidos sudamericanos en las zonas alto andinas (especialmente guanacos); y la pesca y recolección de mariscos en la costa del océano Pacífico (aprovechando la riqueza biológica de la Corriente de Humboldt) fueron sus principales actividades económicas. También elaboraban herramientas de piedra tallada.

El progresivo descubrimiento de la agricultura (Período Arcaico) permitió una economía cada vez más sedentaria. Los ciclos agrícolas, dominados por sacerdotes astrónomos, dotaron a estos de mucho poder. Por ello se cree que las primeras organizaciones complejas eran de tipo teocrático. Los primeros templos surgen en la costa central y nor-central; y en la sierra central. Con ellos empieza la Civilización Andina. La revolución neolítica: Arcaico Temprano

Las evidencias más tempranas de cultivo de plantas en el Perú provienen de sitios como el valle del río Nanchoc (Dpto. Cajamarca, Provincia de San Miguel), un tributario del río Saña, hacia el VIII milenio a. C., y de la cueva del Guitarrero.

Hacia el 5000 a. C surge la Civilización Caral en la costa central peruana. Una de sus ciudades más antiguas, Caral, tenía pirámides de piedra, plazas ceremoniales y altares en torno al fuego sagrado. Sus habitantes tocaban música con flautas de dos bocinas. Desde entonces, a lo largo del territorio peruano se sucedieron una serie de tradiciones culturales que originaron Confederaciones, Reinos e imperios durante casi cuarenta siglos. En una primera etapa todas estas culturas se organizaron en torno a grandes templos y cultos religiosos complejos (Kotosh, Áspero, Las Haldas, Punkurí, Sechín, Huaca Loma, Caballo Muerto, etc.). Uno de esos templos alcanza un prestigio tan grande que se convirtió en centro de peregrinación de todas las culturas andinas: Chavín de Huántar (hacia el 800 a. C.), en la región Ancash.