Régimen Político

 
El Perú es una República democrática, social, independiente y soberana. El Estado peruano es uno e indivisible. Su gobierno es unitario, representativo y descentralizado y se organiza según el principio de la separación de poderes. El poder del Estado emana del pueblo y quienes lo ejercen lo hacen con las limitaciones y responsabil¬idades que la Constitución y las leyes establecen.

La capital de la República del Perú es Lima. Su capital histórica Cusco.

El Poder Legislativo reside en el Congreso, que consta de Cámara Única y está integrado por ciento veinte congresistas elegidos por sufragio universal para un período de cinco años. Los congresistas representan a la Nación, no están sujetos a mandato imperativo ni a interpelación, no son responsables ante autoridad ni órgano jurisdiccional alguno por las opiniones y votos que emiten en el ejercicio de sus funciones, no pueden ser procesados ni presos sin autorización del Congreso. Sus mandatos son irrenunciables. El Congreso da leyes y resoluciones legislativas; interpreta, modifica o deroga las existentes; vela por el respeto de la Constitución y las leyes; aprueba los tratados; aprueba el Presupuesto y la Cuenta General; autoriza empréstitos; ejerce el derecho de amnistía; aprueba la demarcación territorial; presta consentimiento para el ingreso de tropas extranjeras; autoriza al Presidente de la República para salir del país; y puede delegar al Poder Ejecutivo la facultad de legislar, mediante decretos legislativos, sobre la materia específica y por el plazo determinado establecidos en la ley autoritativa.

El Presidente de la República y los Congresistas tienen derecho a iniciativa en la formación de leyes. Tienen el mismo derecho en las materias que les son propias los otros poderes del Estado, las instituciones públicas autónomas, los Gobiernos Regionales, los Gobiernos Locales y los colegios profesionales. Asimismo lo tienen los ciudadanos que ejercen el derecho de iniciativa conforme a ley.